Pirelli comunica sus resultados de la investigación por las fallas en Bakú

El único proveedor de neumáticos de la F1 explicó, a través de una nota oficial, las razones de los pinchazos que sufrieron Verstappen y Stroll en el GP de Azerbaijan.

Unos días antes del inicio de las actividades en pista en el circuito Paul Ricard para el GP de Francia, Pirelli comunicó los resultados definitivos de las investigaciones realizadas sobre los accidentes ocurridos en Bakú a Lance Stroll y Max Verstappen .

Ambos pilotos de hecho, durante la carrera en Azerbaijan, sufrieron la explosión del neumático trasero izquierdo en la recta. La compañía milanesa dio a conocer hoy los resultados de este análisis, realizado junto con la FIA.

El martes, la empresa italiana de neumáticos emitió un comunicado en el que dejaba claro que las roturas no se debieron a un fallo de producción, ni al desgaste, ni a la delaminación. En cambio, reveló que los reventones fueron causados por una rotura circunferencial en el flanco interior de los neumáticos, en lugar de ser el resultado de un corte por escombros.

El comunicado sugiere que las roturas en el flanco fueron probablemente causadas por el «estado de funcionamiento del neumático», lo que probablemente está relacionado con la presión de los neumáticos o con las temperaturas a las que circularon. «Este análisis también tuvo en cuenta los neumáticos utilizados por otros coches en la carrera, que tenían el mismo o mayor número de vueltas en comparación con los que se vieron dañados», dijo.

«El proceso estableció que no hubo ningún defecto de producción o de calidad en ninguno de los neumáticos; tampoco hubo ningún signo de fatiga o delaminación. Las causas de los dos fallos de los neumáticos traseros izquierdos de los coches de Aston Martin y Red Bull han sido claramente identificadas. En cada caso, se debió a una rotura circunferencial en el flanco interior, que puede estar relacionada con las condiciones de rodaje del neumático, a pesar de haberse seguido los parámetros de inicio prescritos (presión mínima y temperatura máxima de los cobertores)».

En la actualidad, los equipos de F1 sólo están obligados a utilizar los neumáticos con una presión mínima cuando se montan por primera vez en los coches, ya que no se les exige que mantengan las presiones una vez que el coche está en la pista.

Pirelli comunica sus resultados de la investigación por las fallas en Bakú

Esto significa que la puerta está abierta para que los equipos encuentren la manera de reducir la presión una vez que se han realizado los chequeos, pero tal reducción de la presión significa que el neumático se somete a un mayor stress.

Pirelli ha revelado que se van a poner en marcha nuevos protocolos de presión y mantenimiento de los neumáticos para garantizar que no se repita el problema de Bakú, y la FIA ya ha informado a los equipos de los nuevos procesos que deben seguir.

El comunicado agrega: «Como resultado de este análisis, Pirelli ha presentado su informe a la FIA y a los equipos. La FIA y Pirelli han acordado un nuevo conjunto de protocolos, incluyendo una directiva técnica actualizada que ya se ha distribuido, para controlar las condiciones de funcionamiento durante un fin de semana de carreras y considerarán cualquier otra acción apropiada».

Mientras que Pirelli sugiere que la forma en que se utilizaron los neumáticos desencadenó los incidentes, Red Bull emitió un comunicado insistiendo en que siguió todas las recomendaciones que se le dieron.

«Hemos trabajado estrechamente con Pirelli y la FIA durante su investigación sobre el fallo de los neumáticos de Max en la vuelta 47 del Gran Premio de Azerbaijan y podemos confirmar que no se encontró ningún fallo en el coche», dijo Red Bull. «Respetamos y utilizamos los parámetros de los neumáticos de Pirelli en todo momento y continuaremos siguiendo sus directrices. Estamos agradecidos de que tras estos impactos de alta velocidad ningún piloto haya resultado herido».

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!
Secured By miniOrange