Charles Leclerc arrasó en Melbourne

Charles Leclerc ganó el Gran Premio de Australia de 2022 para consolidar su liderazgo y el de Ferrari en el campeonato, ya que Max Verstappen sufrió un segundo abandono en tres carreras: su compañero de equipo en Red Bull, Sergio Pérez, terminó segundo y George Russell de Mercedes completó el podio.

Sergio Pérez consiguió su primer podio del año, el décimo sexto de su historia al ocupar la segunda plaza. George Russell el primer podio de su carrera

Charles Leclerc no perdió la punta en en el arranque de la competencia, y puso metros rápidamente entre él y Max Verstappen a quien en menos de dos vueltas le sacaba un segundo de diferencia, esto mientras Lewis Hamilton ascendía con su Mercedes a la tercera posición por delante de Sergio Pérez.

En la parte media de la parrilla, la Ferrari de Carlos Sainz descendía cinco posiciones después de arrancar noveno, pero eso apenas sería el inicio de la desgracia del español que siguió perdiendo ritmo antes y siguió de largo cómo colectivo lleno en la curva 9 quedando varado en la trampa de leca.

El incidente obligó a la salida del coche de seguridad por cuatro vueltas y esto volvió a acercar al grupo.

En el reinicio, Leclerc se despegó otra vez de Verstappen, mientras que Pérez redujo la distancia ante Hamilton para pasarlo en la vuelta 10 entre las curvas 3 y 4 para subirse al tercero.

Pero los Red Bull RB18 no obtuvieron efecto deseado con los neumáticos medios y en la vuelta 18 llamaron a Max Verstappen para colocarle la goma dura. Dos giros después fue el turno de Pérez para hacer el mismo movimiento, mientras el resto de los líderes también fueron a los boxes de inmediato.

Hamilton regresó a la pista por delante del mexicano, pero el de Red Bull aprovechó la temperatura de sus gomas para rápidamente ascender al quinto. En la cuarta plaza se ubicaba Fernando Alonso que hasta ese momento no había parado y estaba extendiendo la vida de su compuesto duro.

Sebastian Vettel provocó la salida del segundo safety car en la vuelta 23 cuando impactó a la salida de la curva 4 con su Aston Martin. El incidente ocurrió en el momento que George Russell iba a los pits con su mercedes para recibir neumáticos duros, una situación que lo benefició para regresar en pista en la tercera plaza por delante de Fernando Alonso, Pérez y Lewis Hamilton.

La carrera reinició en la vuelta 26. Verstappen intentó aprovechar la succión, pero el motor Ferrari le dio la ventaja a Leclerc para mantenerse en primero. El neerlandés y campeón del mundo tuvo que concentrarse durante dos vueltas en defender la segunda posición ante un ataque inmediato de George Russell y Fernando Alonso.

Después de 30 vueltas, Pérez por fin adelantó a Alonso por el cuarto puesto mientras que Hamilton desplazó al bicampeón del mundo al sexto. El asturiano pagaba el precio del alto desgaste de sus neumáticos duros.

Adelante, Leclerc colocaba vueltas rápidas consecutivas para sacar más de cuatro segundos de ventaja sobre Verstappen. Russell era presionado por Pérez, mientras Hamilton marchaba en solitario en quinto.

Con 35 vueltas, Pérez adelantó a Russell para recuperar la última posición de podio, aunque en ese momento el británico de Mercedes recibió la indicación de no pelear por la posición y enfocarse en cuidar el desgaste de los neumáticos.

Red Bull vivió un nuevo drama unos giros después cuando el RB18 de Verstappen quedó detenido en la curva 2 por una falla que podía estar en la unidad de potencia. Esto obligó a un Virtual Safety Car y llevó a Pérez al segundo puesto, mientras Russell subió al tercero, Hamilton cuarto y Norris quinto.

Alpine aprovechó la reducción de la velocidad para llamar a Fernando Alonso a su primera parada de pits, pero la estrategia no resultó como ellos esperaban y el bicampeón del mundo regresó fuera de los 10 primeros.

Con las últimas 10 vueltas las posiciones se establecieron. Leclerc obtuvo hasta 20 segundos de diferencia contra Pérez antes de reducir el ritmo y asegurar la victoria. Russell se estabilizó en el tercero por delante de un Lewis Hamilton que no encontró el camino para recortar los 1.9 segundos de diferencia contra su compañero.

«Honestamente.. qué tuve auto hoy!! Por supuesto, hice las cosas bien, pero hubiera sido fue posible sin el auto. Y este fin de semana, especialmente en el ritmo de carrera, fuimos extremadamente fuertes. Los neumáticos se sintieron muy bien desde la primera vuelta hasta la última, estoy muy feliz, Obviamente, solo estamos en la tercera carrera, por lo que es difícil pensar en el campeonato, pero para ser honesto, tenemos un auto muy fuerte y también muy confiable… así que espero que si todo continúa así, probablemente tengamos posibilidades de luchar por el campeonato.» dijo Leclerc.

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!
Secured By miniOrange