Pérez gana el GP de Singapur bajo la lluvia a pesar de una sanción de 5 segundos.

Sergio Pérez obtuvo su segunda victoria de la temporada para Red Bull después de lograr tomar la delantera arrebatando la 1º posición a Charles Leclerc en el inicio del Gran Premio de Singapur retrasado por la lluvia.

El compañero de equipo de Leclerc, Carlos Sainz, sobrevivió a la presión inicial de Lewis Hamilton para unirse a ellos en el podio. Posteriormente, el propio Hamilton cometió un error y terminó noveno, dos lugares detrás de Max Verstappen, quien sufrió un percance similar en las traicioneras condiciones secas y húmedas.

Lando Norris y Daniel Ricciardo de McLaren lograron un P4 y P5 muy oportuno, luego de que sus rivales de Alpine sufrieran un doble abandono con fallas de motor tanto para Fernando Alonso como para Esteban Ocon. Yuki Tsunoda, Zhou Guanyu y los dos pilotos de Williams también se vieron obligados a retirarse.

El inicio de la carrera se retrasó una hora debido a una tormenta masiva que inundó el circuito en la fase previa, y una sucesión posterior de autos de seguridad virtuales y completos resultó en que la carrera se limitara a 59 vueltas.

Tres años después de que se llevara a cabo el último Gran Premio de Singapur antes del inicio de la pandemia de COVID 19, tuvimos que esperar una hora más antes de que finalmente comenzara la carrera de 2022. Eso fue debido que cayeron ‘Japoneses de Traje’ en el circuito urbano de Marina Bay, dejando la pista inviable para realizar una carrera de F1. Una vez que la lluvia finalmente amainó, los trabajadores de la vía se pusieron rápidamente a trabajar para barrer los charcos, pero algunas áreas permanecieron obstinadamente húmedas en las condiciones de alta humedad.

Los equipos finalmente sacaron sus autos a la parrilla sin temor a verlos flotar por la recta principal. Charles Leclerc estaba en la pole con Ferrari por delante de Sergio Pérez de Red Bull, mientras que Lewis Hamilton estaba en la segunda fila junto a Carlos Sainz. Notablemente fuera de lugar estaba Max Verstappen, a quien se le había negado su última vuelta rápida en la clasificación por preocupaciones sobre el bajo nivel de combustible. Y faltaba por completo George Russell, quien estaba al final del pit lane después de que Mercedes decidiera cambiar la unidad de potencia durante la noche debido a problemas de confiabilidad.

La carrera comenzó con todos montando neumáticos intermedios nuevos (Pierre Gasly y Yuki Tsunoda en juegos usados, ya que AlphaTauri se había quedado sin nuevos). Aun así, todo el mundo estaba luchando por quedarse dentro de la pista cuando se apagaron las luces: Pérez hizo un largadón y entró en la primera curva por delante de Leclerc, que quedó patinando en la pole, mientras que Sainz fue rueda a rueda con Hamilton para tomar el tercer lugar con algún roce en el medio, seguido por Lando Norris, quien había superado a Fernando Alonso, con Gasly en séptimo lugar por delante de Sebastian Vettel. Verstappen también largó cómo mi abuela y perdió muchas posiciones, tantas que tuvo que trabajar mucho para defenderse de Daniel Ricciardo. Luego fue al lado de Kevin Magnussen con quien hubo contacto,

A pesar de una serie de incidentes menores, todos sobrevivieron a la primera vuelta, una vez que las cosas se calmaron, Verstappen pronto volvió a enfocarse y rápidamente eliminó a Lance Stroll para volver a los diez primeros, y luego despachó de inmediato a Tsunoda por el noveno lugar. En la parte delantera, su compañero de equipo Pérez había sacado un segundo de distancia de Leclerc que empezaron a distanciarse de Sainz, Hamilton y Norris.

Hamilton se quejaba por radio a su equipo de la falta de agarre en los intermedios porqué no habían complacido su deseo de comenzar con lluvia extrema, pero todavía estaba demasiado mojado para los lisos. «Como puede ver, no se está secando muy rápido», informó Norris justo antes de que se enviara el coche de seguridad por un incidente entre Zhou Guanyu y Nicholas Latifi que envió al Alfa Romeo contra el muro en la curva 5 y al Williams regresando con algún daño irreparable al pit lane. Las repeticiones mostraron que Latifi lo cierra a Zhou, aparentemente sin darse cuenta de que el pobre Guanyu estaba allí. Recibió una penalización de cinco lugares en la parrilla para Japón por el incidente. También hubo contacto entre Valtteri Bottas y George Russell, quien al intentar adelantar al Alfa y terminó tocando a su predecesor Mercedes.

Nadie aprovechó la oportunidad para entrar en boxes antes de que la carrera se reanudara en la vuelta 11. En el reinicio, Verstappen aprovechó de inmediato para zambullirse en el interior de Vettel en la curva 5 para ir a el octavo lugar, y momentos después también eliminó a Gasly en la curva 13. No hubo cambios en la parte delantera, con Pérez manejando el reinicio a la perfección para mantener a Leclerc, Sainz, Hamilton, Norris y Alonso en sus espejos retrovisores. Pérez y Leclerc pronto intercambiaron las vueltas más rápidas, y el DRS todavía no había sido autorizado por las condiciones húmedas del circuito.

El siguiente objetivo de Verstappen era el bicampeón Fernando Alonso, que batía un récord en su carrera número 350 en la Fórmula 1. Sin embargo, el Red Bull no tenía la velocidad suficiente para presionar a Alonso. Ahora la atención se centraba en el desgaste de los neumáticos: le dijeron a Norris «que hiciera que sus neumáticos duraran más que los de los demás», pero el británico respondió diciendo que sus «neumáticos ya habían desaparecido». Se estaba formando la huella, pero en general todavía estaba demasiado húmeda para los slicks según Verstappen, aunque Sainz le dijo al su ingeniero que no aguantaría mucho luchando por mantenerse por delante de Hamilton, girando un segundo más lento que la punta.

La marca histórica de Alonso llegó a su fin con una falla repentina del motor en la vuelta 22, lo que obligó al Alpine a detenerse en la curva 10. Eso desencadenó un Virtual Safety Car y solo Mercedes aprovechó la oportunidad para detener a Russell para calzarlo con medianas, lo cual expuso de inmediato el error de la movida mientras George luchaba para mantener el W13 en la pista en el compuesto frío incluso antes de que terminara el VSC. El grito de Russell de «¡NO TENGO AGARRE!» a través de la radio del equipo no fue una sorpresa para nadie, pero él continuó valientemente con la esperanza de que las cosas mejoraran a medida que los neumáticos se calentaran y la pista continuara secándose y evolucionando.

Albon estaba todavía en el frente de batalla cuándo en la vuelta 26 se salió feo de la pista, esta vez en la curva 8. Pudo dar marcha atrás pero dejó su alerón delantero de souvenir en las barreras, lo que requirió otro Virtual Safety Car mientras los comisarios trataban de sacarlo. . Albon se vio obligado a retirarse en el pit lane, pero nadie más aprovechó la oportunidad para hacer una parada. En el reinicio, Hamilton aún no podía encontrar la manera de superar a Sainz a pesar de tener el auto más rápido: «Estoy perdiendo mucho tiempo detrás de este tipo, es muy lento», seguía quejándose, y Verstappen se veía nervioso en sexto lugar mientras luchaba. para encontrar un camino más allá de Norris.

Apenas había comenzado la carrera antes de que Esteban Ocon sufriera una falla de motor catastrófica en el segundo Alpine y se detuviera en la curva 13 haciendo un festival de humo y aceite, lo que obligó a otro VSC, aunque después de una larga pausa mientras el control de carrera tomaba una decisión. Ferrari tiró la caña para ver si alguno picaba y sacó a su gente con la ‘Intención’ de hacer una parada en boxes, cuandó vieron que nadie picó, guardaron todo y dejaron fuera a sus dos pilotos,. Incluso Russell se quedó fuera a pesar de señalar que su paso a los medios había sido un error, lo que le costó hasta cinco segundos por vuelta en este punto del proceso.

Hamilton seguía con las quejas con el pobre Bono, ésta vez con que Sainz le hizo una prueba de frenos, la carrera se reanudó una vez más en la vuelta 30. Verstappen hizo un movimiento audaz sobre Norris en la recta que resultó ser prematuro, lo que lo obligó a retroceder y ceder la posición al McLaren. «Eso fue muy peligroso», comentó Norris después de que el Red Bull estuvo a punto de hacer contacto cuando desaceleró repentinamente. Verstappen hizo otro intento en la vuelta 33, solo para bloquearse y tener que reducir la velocidad nuevamente.

No fue el único piloto que encontró frustrada la situación: Hamilton se abalanzó sobre Sainz en la curva 7 solo para salir corriendo y chocar contra la pared. Tuvo suerte de evitar daños importantes, pero había doblado la placa del extremo del alerón delantero. Por ahora, pudo volver a ponerse en marcha, aunque había perdido el cuarto lugar para ubicarse entre Norris y Verstappen, quien no estaba feliz de tener otro obstáculo en su camino.

Esta vez no hubo coche de seguridad, virtual o de otro tipo. En cambio, los equipos fueron alertados sobre el hecho de que el ritmo de Russell se había acelerado dramáticamente de repente: había llegado el punto calzar las slicks. Tsunoda, Gasly, Bottas y Magnussen reaccionaron de inmediato; Leclerc estaba en la vuelta 35 entraba por Medios, con Hamilton también (para un nuevo alerón delantero y neumáticos nuevos), lo que lo dejó en la novena posición. Resultó ser una parada lenta y una vuelta de salida para Leclerc, que volvió tercero detrás de Pérez y Sainz. Con todavía Norris delante, Red Bull llamó a Verstappen.

Justo en medio de todo este caos controlado, Tsunoda siguió de largo cómo colectivo lleno y se incrustó contras las barreras. No pudo volver a ponerse en marcha y otra vez el Safety a pista (la 2º vez en la noche). Fue un buen momento para McLaren, que ahora si llamó a Norris y Ricciardo; incluso Russell aprovechó la oportunidad para volver al pit lane en busca de nuevos slicks.

Después de un retraso por la reparación de las barreras, la carrera se reanudó en la vuelta 40 con Pérez de nuevo a la cabeza por delante de Leclerc y Sainz, y Norris ahora en cuarto lugar por delante de Verstappen. Ricciardo fue el que más se benefició y ahora ocupaba el sexto lugar con blandos por delante de la pareja de Aston Martin, Lance Stroll y Sebastian Vettel, con Hamilton noveno y Gasly ocupando la última posición de pago de puntos en décimo.

Pérez protegió su ventaja, mientras que Verstappen lanzó todo para atacar a Norris, solo para pasarse 3 pueblos en la curva 7, bloqueando 70 mts y con suerte de no pegarle a nada. Se reincorporó en octavo lugar, justo por delante de Hamilton, pero llamó por radio al muro de boxes de Red Bull para decirles que necesitaba urgentemente entrar en boxes por neumáticos nuevos, esta vez de compuesto blando, lo que lo dejó fuera de los puntos por completo.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por FORMULA 1® (@f1)

Red Bull también tenía preocupaciones con Pérez. Ya bajo investigación (después de la carrera) por manejar mal el reinicio del coche de seguridad, y también estaba reportando problemas con el motor. Entrerados del problema lo instan a Leclerc a acercarse al rango de ataque justo cuando se activó el DRS por primera vez en la carrera. Pérez tenía suficiente velocidad de reserva en las rectas para mantenerse al frente, y valió la pena tanta espera convirtiendo una carrera aburrida en algo realmente emocionante. Más atrás, Russell había regresado medio rengo a boxes después de cruzarse a Mick Schumacher, con el Haas al grito de ‘Éste está defendiendo como si fuera la carrera de su vida» ¿¿¿¿????? Mick lo tenía que dejar pasar?

Pérez estaba luchando por mantenerse al frente en medio de múltiples bloqueos, pero a Leclerc aún le resultó imposible alcanzarlo y luego casi se visita la pared en la vuelta 49 cuando empujó al límite y más allá. Eso lo dejó fuera del rango de DRS, y el tiempo se estaba acabando para reagruparse con el reloj corriendo después de que las condiciones húmedas y las múltiples interrupciones llevaron la carrera contra el límite de tiempo de dos horas.

Pérez finalmente pudo alejarse y conseguir su segunda victoria de la temporada, después de un Mónaco igualmente afectado por la lluvia, sujeto a los resultados de esa investigación posterior a la carrera. La pareja de Ferrari, Leclerc y Sainz, ocuparon los lugares restantes del podio, mientras que McLaren quedó cuarto y quinto respectivamente para Norris y Ricciardo.

El dúo de Aston Martin, Stroll y Vettel, también tuvieron una buena noche, terminando sexto y octavo respectivamente después de que Verstappen hiciera un último segundo para pasar a Vettel en la línea, después de haber logrado superar a Hamilton, Bottas y Magnussen en la línea. vueltas finales después de su momento descarriado y parada en boxes adicional. Los finalistas, una vuelta menos, fueron Schumacher y Russell, con Tsunoda, Ocon, Albon, Alonso, Latifi y Zhou, todos los que no llegaron a la meta.

El resultado significa que Verstappen no pudo sellar el campeonato mundial de 2022 esta semana, mientras que McLaren superó a Alpine en la clasificación de constructores.

error: CONTENIDO PROTEGIDO
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de publicidad detectado!!!

Hemos detectado que estás utilizando un bloqueador de anuncios.
Por favor, ayúdenos deshabilitándolo.
Puedes hacerlo y accederás a todo el contenido del sitio.
Gracias.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock