La F1 ‘está rebotando’ en un intenso y filoso debate

Esta novela tiene todos los ingredientes para convertirse en un culebrón y quedar en la historia de la categoría… Nuevo año, reglas revolucionarias (mal redactadas), un problema que afectó a todos los equipos, la mayoría de ellos lo tienen (más o menos) bajo control y uno que quiere a toda costa que se cambien las reglas, un cambio de último momento de un personaje clave en la FIA y reemplazado por una ex abogada de un equipo que integra la grilla, idas y vueltas, protestas, la FIA que presenta una ‘Directiva Técnica de urgencia’, pilotos tendiendo que ser ayudados para salir de sus autos y que dudaron de participar en éste último Gran Premio pero a último momento dieron marcha atrás y 9 equipos presionando a la FIA para que deje todo cómo está ya que de los 10, un sólo equipo tiene ese problema.
Éste es el panorama y los ingredientes están todos cómo para armar un Thriller de aquellos…

En la reunión de directores de equipo en Montreal, las cosas se pusieron muy ‘Tensas’ Se dice que Toto Wolff estaba particularmente ‘Sacado’ en la discusión sobre el porpoising, según contaron testigos presenciales. 

Además de competir en los circuitos, siempre hay mucha competencia política fuera de las pistas dónde corre la Fórmula . Pero un revuelo como el de Montreal hacía tiempo que no se vivía en la Máxima. El problema del rebote en la nueva generación de autos y los posibles peligros para los pilotos dividen el campo en dos. Mercedes está en uno, y los nueve equipos restantes en el otro.

La FIA también echó leña al fuego con la sorprendente Directiva Tecnológica (TD) un día antes del primer entrenamiento de Canadá. Cuando el jefe de F1, Stefano Domenicali, convocó a los diez jefes de equipo a la reunión habitual el sábado por la mañana, el ambiente ya era bastante tirante y las discusiones luego resultaron ser muy encendidas.

El jefe de Ferrari, Mattia Binotto, expresó su preocupación ya que la FIA no siguió el camino formalmente correcto al presentar el TD. Después de la carrera, el italiano también explicó públicamente su punto de vista: «Para nosotros, el TD no es aplicable, se lo hemos explicado a la FIA, un TD suele presentarse para aclarar algo de las reglas existentes. Un TD no se presenta «Para cambiar las reglas». Si la FIA ​​quiere reglas diferentes por razones de seguridad, deben informarlo al Consejo Mundial y aprobarlas formalmente».

Según informaron otros jefes de equipo participantes, el capo de Mercedes, Toto Wolff, reaccionó con mucho enojo ante la objeción de Ferrari. El austriaco acusó a todo el grupo de compañeros de actuar de manera irresponsable. Si no se hace nada para controlar los rebotes, que según sostiene, eventualmente se producirá un accidente grave.

Debido a que un equipo de Netflix estaba presente en la sala para filmar material para la próxima temporada de la serie documental «Drive to Survive», se dice que el jefe del equipo de Red Bull, Christian Horner, preguntó burlonamente si la rabieta que estaba haciendo Wolff era para las cámaras. . El británico explicó más tarde a la prensa: «Fue una reunión muy dura, tal vez Toto ya estaba considerando un papel en la nueva película de Lewis Hamilton».

El jefe del equipo Aston Martin, Mike Krack, que solo ha estado en el cargo desde el comienzo de la temporada, observó el espectáculo con cierto asombro. «La reunión estaba a punto de salirse de control. Había una cámara. Creo que Christian preguntó si se podía apagar. Pero no puedo decir si siguieron grabando o si los micrófonos estuvieron abiertos todo el tiempo» .

Tras la carrera, se volvió a encender el debate. Horner le pidió a Mercedes que mirara bien el tema de los rebotes: «En la reunión, Ferrari presentó su posición sobre el TD. Y Toto hizo campaña para que se cambiara el reglamento. Eso no deja de tener cierta ironía, porque su auto vio bastante rápido en la carrera y apenas rebotando. Luego le explicamos que no era un problema de todos los equipos. Ellos fueron los más afectados. Es su responsabilidad lidiar con eso adecuadamente».

Wolff quería despegarse de esa figura y seguía insistiendo en que es un problema general de seguridad: «Los juegos políticos ignoran el verdadero meollo del asunto. Desde el inicio de la temporada, los pilotos de todos los equipos se han estado quejando de los coches. Estamos hablando de dolores de espalda, visión borrosa y conmociones cerebrales menores. No se trata de prohibir un ala que le da una ventaja a un equipo. Como directores de equipo, es nuestra responsabilidad no tomar el tema a la ligera».

Aquí, también, el contraataque provino directamente de Red Bull: «Toto afirma que todos los demás pilotos se quejaron. Pero nuestros pilotos nunca se quejaron. Mercedes pone en pista su auto demasiado duro. Creo que es más un problema de su concepto y no «Un problema de reglamento». No se pueden cambiar las reglas en medio de la temporada. Si un equipo tiene la sensación de que su auto es peligroso, entonces no deberían usarlo. En caso de duda, la FIA puede también puede excluir a un auto que considere peligroso sacándole bandera negra», dijo Horner.

También hubo una disputa sobre el contenido específico de la Directiva Técnica. 
Ferrari criticó el hecho de que no se definió un procedimiento adecuado para medir la intensidad de los rebotes y establecer valores límite. Por lo tanto el TD tampoco es aplicable. «Al final, hubo mucho alboroto por nada», dijo Binotto.

El segundo soporte para estabilizar el piso, que presentó la FIA en el TD que entregó a los equipos, también provocó discusiones. Se supone que ayuda a reducir el temblor. «La introducción de un segundo soporte debe discutirse en un comité técnico», criticó Horner. «Solo ayuda a un equipo a solucionar sus problemas. Y ese equipo fue el único que apareció aquí directamente con él, incluso antes de que se enviara el TD».

No fue solo en Red Bull donde la gente se sorprendió de la rapidez con la que Mercedes pudo reaccionar a las nuevas reglas. «Toto afirmó que instalaron los soportes durante la noche. Solo puedo decir que nosotros no hubiéramos podido hacerlo», aclaró Binotto.

Alpine también estaba molesto. «Deben haberlo sabido de antemano. Algo así no es posible de otra manera», dijo el director del equipo, Otmar Szafnauer. Alpine incluso había anunciado una protesta si Mercedes hubiera competido en la carrera con los sujetadores adicionales.

Rápidamente circularon rumores en el paddock de que la ex asesora de Wolff, Shaila-Ann Rao, podría haberle dado un consejo a Mercedes. La abogada asumió el cargo en la FIA como Directora Ejecutiva de la Fórmula 1 tras el alejamiento de Peter Bayer hace apenas unas semanas. Binotto admitió que no está muy contento con ese cambio: «Tengo preocupaciones, sin duda. Pero confiamos en la FIA. Ella es abogada y es una profesional. Confío en que la FIA ​​​en el futuro pueda demostrar que nuestras preocupaciones son infundadas».

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!