Toto Wolff, admite que un cambio estratégico de motor es una «posibilidad»

El líder del campeonato de Fórmula 1, Lewis Hamilton, podría sufrir una penalización en la grilla se partida del Gran Premio de Turquía, ya que el jefe de Mercedes, Toto Wolff, admite que un cambio estratégico de motor es una «posibilidad».

Hamilton cambió al tercer y último conjunto de componentes principales del motor permitido en el Gran Premio de Bélgica, la primera carrera después de las vacaciones de verano de la F1.

Eso significaba que tenía que completar 11 carreras usando esa última unidad de potencia permitida y las de alto kilometraje que había usado a principios de temporada.

Aún no se ha decidido cuándo se introducirá y esta elección podría depender tanto del rendimiento entre los dos equipos, como también de las condiciones meteorológicas. Y las primeras previsiones de momento dan una probabilidad de lluvia del 60% el sábado y del 40% el domingo.

Sin embargo, Mercedes ha admitido tener «muchas dudas» sobre la fiabilidad de su motor, con Valtteri Bottas, compañero de equipo de Hamilton, también cambiando a su unidad de potencia en Spa, pero posteriormente necesitando otras nuevas en Monza y luego en Sochi.

Una falla durante un gran premio sería considerablemente peor que un cambio preventivo y una penalización estratégica, porque costaría muchos puntos, forzaría un cambio de motor y una penalización de todos modos.

Y con Hamilton solo con una ventaja de dos puntos sobre su rival por el título Max Verstappen en el campeonato, un retiro podría decidir el resultado final del torneo.

«Lo más importante es que el equipo no abandona debido a un problema de confiabilidad», dijo Wolff “Podemos manejarlo, ya que terminar segundo o tercero, creo que está bien. El campeonato todavía tiene muchos puntos a disputar. Pero si no terminamos por rotura, es mucho peor. Entonces, estamos mirando los parámetros de los motores, asegurándonos de que no suframos ningún problema de confiabilidad. Es una posibilidad. Cuándo y cómo aún no se ha decidido».

Toto Wolff, admite que un cambio estratégico de motor es una “posibilidad”

Esta decisión podría resultar significativa si aún quedan ocho grandes premios. Hamilton retomó la punta del campeonato en Sochi cuando Verstappen cumplió su propia penalización saliendo en última posición por un cambio de motor en Rusia.

Pero el piloto de Red Bull minimizó el daño ya que la lluvia en las últimas vueltas y el cambio perfectamente sincronizado a intermedios lo catapultaron al segundo lugar.

Sochi era el lugar ideal para que Verstappen cumpliera su penalización, ya que Red Bull nunca ha podido doblegar a Mercedes allí. Identificar dónde Mercedes podría tener una clara opción similar es más difícil.

Turquía en los papeles, podría ofrecer a Mercedes una buena oportunidad de vencer a Red Bull en una pelea directa, lo que la convertiría en una carrera en la que Hamilton tendría grandes chances de vencer si evitara una penalización en la misma.

Por lo tanto, el preocupante momento del cambio de PU se acotará a lo que evalué Mercedes con la confiabilidad de su impulsor. Ya que hicieron lo mismo con Bottas pero no resultó cómo esperaban al aparecer otros problemas que obligaron a Mercedes a tener que utilizar una 5º unidad de potencia en el auto del finlandés.

Pero si los ingenieros anglo-alemanes confían en que el motor de Hamilton puede durar más, es probable que esperen y se penalice en un circuito menos favorable para ellos

Eso podría ser México, dos carreras después de Turquía, “México sería el lugar ideal para cambiar ya que saben que no van a ser competitivos allí. La unidad de potencia, tal como está dimensionada y configurado el turbo, es inadecuada para rendir en condiciones de altitud, por eso siempre penan ahí y Red Bull suele andar muy bien en las tierras Aztecas.».

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!