Ross Brawn renueva su contrato y quiere implementar carreras con un formato diferente.

Ross Brawn renueva su contrato y quiere implementar carreras con un formato diferente.

Ross Brawn ha renovado su contrato con Liberty Media, el grupo que gestiona los derechos de la Fórmula 1, y seguirá al frente de la dirección deportiva del campeonato, que asumió hace cuatro años. Chase Carey, Sean Bratches y Ross Brawn llegaron a la Fórmula 1 en 2017 para relevar a Bernie Ecclestone. Desde entonces, la categoría ha cambiado mucho y planea hacerlo aún más, aunque sólo Brawn sigue en su puesto.

El británico acompañará al nuevo presidente de la F1, Stefano Domenicali en la futura etapa marcada por la firma de un nuevo Pacto de la Concordia y la aplicación de una revolución en el reglamento técnico a partir de 2022.

En otro orden de cosas, Ross Brawn dice que no le interesa diversificar el calendario de carreras. En lugar de configurar cada fin de semana de manera similar, Brawn dice que sería interesante variar, en un intento de atraer a nuevos fanáticos y darles a los viejos alguna dosis de emoción. «Lo que me gustaría ver son algunos fines de semana en los que proponemos un formato diferente, y así podemos juzgar cuáles son las respuestas, por lo que no comprometeríamos todo el campeonato con un formato nuevo»

“Esa sería una forma sensata de avanzar y encontrar nuevas vías que atraigan a los fanáticos y quizás atraigan a nuevos fanáticos. No queremos alienar a nuestros fans existentes. Somos muy leales a nuestra base de fans. Pero si podemos encontrar formas de relacionarnos con nuevos fanáticos, sería para el beneficio de todos «. Sin embargo, Brawn está convencido de que la experimentación nunca debe socavar la emoción del campeonato: «Siempre debe ser una meritocracia … Lo que no queremos hacer es tener un campeonato que se estropea porque has hecho algo que cree resultados extraños»..

Brawn menciona a el GP de Turquía como un ejemplo de los efectos positivos que puede tener un fin de semana de carrera impredecible en el placer visual. “Turquía fue un gran ejemplo. Tuvimos algunos comentarios negativos sobre los niveles de agarre y las condiciones, pero fue una de las mejores carreras del año. Todo el mundo aprovechó algo de eso, y fue muy interesante ver a los pilotos más experimentados salir a la luz».


Opinión del redactor:

Para crear emoción, no es necesario redactar miles de páginas de reglamento Sr. Brawn, sólo se necesita, no meterse en el diseño de los autos, ‘SI reglamentar firmemente la seguridad’ pero dejar que los diseñadores puedan alejarse de los conceptos creados por la propia FIA.
De esa forma, apareció el motor central, el motor trasero, el monocasco, los espejos retrovisores, los alerones, las 6 ruedas, el efecto suelo, la fibra de carbono, el ABS, el control de tracción, etc etc etc y cientos de etc.
La FIA esta encaprichada en manejar a voluntad el destino técnico de la categoría, haciendo planos y bocetos de cómo debe ser un auto de F1, cuanto debe medir, cómo deben ser las alas, el piso, los escapes etc etc etc y muchos etc, obligando (por ejemplo) a crear un motor híbrido que si bien, todos tuvieron que diseñarlo, CREÓ una era de dominio total y absoluto de un sólo participante, amén de ampararse en los costos, prohíben el desarrollo de los otros participantes para llegar a equipararse y competir con el dominante.
Eso hace que, los viejos aficionados se alejen de la Máxima buscando en otras especialidades lo que alguna vez vieron y disfrutaron en la F1, también hace que los nuevos aficionados no se enganchen debido a las miles de reglas complejas que tiene la categoría, la falta de sonido, emoción y lo predecible de los resultados.
Sr Brawn, los aficionados se ganan de la forma que la F1 me cautivó a mi por ejemplo… con 10 o más pilotos que puedan ganar un GP, que cualquiera pueda identificar a un auto a pesar de sus colores (hoy si se los pinta de blanco, sólo un seguidor experimentado diferencia un auto de otro) o estar sentado en una platea y sentir cómo el corazón se sale del pecho cuándo 20 autos rugen esperando que se apague la última luz, con reglas simples, sin tokens, que puedan convivir distintas motorizaciones, aspiradas, turbos híbridas o hidrógeno, permitir diferentes desarrollos y otra vez… etc etc etc y miles de etc.

Sólo así conseguirá emoción Sr. Brawn, dejando a la Máxima volver a ser la Máxima y no haciendo reglamentos incompletos que obligan a hacer otro reglamento para corregir el anterior y así viene el panorama hace más de 30 años.

© Gustavo M. Antonio para La MáximaF1

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!
Secured By miniOrange