Kubica y ese pase perdido a Ferrari: «Todavía duele»

Kubica y ese pase perdido a Ferrari: “Todavía duele”

A Robert Kubica le gustan los ‘autos rojos’ de calle, pero no comprará uno porque le recuerda su truncado pase a Ferrari en 2012.

El piloto polaco había firmado un precontrato para competir por Ferrari en 2012, pero las lesiones que sufrió en el rally de Ronde di Andora en 2011 significaron el final de ese sueño.

«En un instante perdí una de las cosas más importantes de mi vida», dijo el polaco.

Y hasta el día de hoy, ese recuerdo atormenta a Kubica, tanto, que jamás compraría una Ferrari.

«Te diré algo que nunca le he dicho a nadie: me gustan las Ferrari pero nunca he comprado una; es más, si no las veo, me siento mejor «. dijo el polaco

 Robert Kubica habló sobre ese accidente de rally en 2011, que en realidad destruyó su carrera en la Fórmula 1. Después de un primer año en Renault, el polaco había entrado en la mira de Ferrari, y el contrato para 2012 ya estaba casi listo. 

Todo se desvaneció en un instante: para Robert un largo camino de rehabilitación, el regreso en 2019 en un Williams que no era competitivo y la alegría de haber conquistado el único punto del campeonato mundial con el equipo de Grove. Hoy en una nueva experiencia como tercer piloto y piloto de pruebas de Alfa Romeo, con un rendimiento de prueba muy positivo y un posible retorno cómo piloto oficial el próximo año.

«Mirando cómo fueron las cosas con Ferrari en esos años, dudo que hubiera podido ser campeón mundial, pero quién sabe», dijo Kubica Sin embargo, trato de no pensar en las cosas de esta manera, porque si lo hiciera, no estaría aquí. No fue fácil, es una de las pocas cosas que aún duelen, incluso hoy. 
Lo tenía a mano, pero no pude. Sería fácil arrepentirme, pero no me lo permito: tuve que dejar atrás esos pensamientos y vivir de acuerdo con lo que me pasó y lo que tengo ahora. 
Durante la pandemia nos dimos cuenta de que estar en casa sin hacer nada no es lo que deberíamos hacer, porque no nos motiva: fue lo mismo para mí en 2011. De repente, en un instante, perdí lo que era casi mío. La vida entera».

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!