Esto es Historia – Archie Scott Brown, héroe más allá de la discapacidad.

William Archibald Scott-Brown, “Archie”, nacido el 13 mayo 1927 en Paisley, cerca de Glasgow, Escocia, y fallecido a los 31 años el 19 mayo 1958 a causa de un accidente durante una competencia a bordo de un Lister Knobbly en Spa-Francorchamps, participó en una carrera de F1, el GP de Gran Bretaña de 1956 pilotando un Connaught.

Hasta aquí todo normal, un piloto más que participó en una carrera de F1… pero… Archie Scott-Brown nació con malformaciones graves… Como consecuencia de la rubeola durante el embarazo de su madre, Archie nació con una deficiencia severa de piernas y sin su mano derecha. Una gran determinación, 22 operaciones durante los dos primeros años de vida y meses de yeso para reparar su brazo derecho, sus piernas y pies atrofiados, significaron que Archie pudiera caminar. El gran trabajo del cirujano ortopédico mejoró la situación, pero aún así nadie podría haber predicho ningún tipo de vida normal para este joven, y mucho menos que competiría con autos, no superaba los 152 centímetros de estatura, pero contra cualquier prejuicio logró caminar y llegar a la edad adulta.

Archie estaba decidido a vivir como un hombre normal toda su vida. Se ganaba la vida como representante de ventas para poder recaudar fondos para financiar su futura carrera como piloto de carreras, ya en 1951 invirtió una pequeña suma heredada para comprar un MG con el que debutó en las carreras inglesas de clubes y en eventos menores, es en 1954 que todo cambiará radicalmente, en un taller de Cambridge, Brian Lister, gerente de la compañía, decidió seguir la propuesta de Cooper para hacerse en casa un pequeño automóvil deportivo desde un marco tubular al cual se conectaba un puente trasero de Dion y frenos de tambor internos, le puso un motor MG, una caja de cambios estándar y la nueva criatura estaba lista. Sólo faltaba un piloto ambicioso y talentoso. Archie Scott Brown fue la apuesta y obviamente éste acogió la propuesta con beneplácito.

Ganó muchas carreras de clubes e incluso en eventos nacionales. Pese a su pequeña estatura, tenía una una gran habilidad para competir, su estilo en la pista era el más espectacular de todos, era conocido por ser valiente en la conducción, a menudo se lo veía en las curvas poniendo a su Lister de costado. Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que los frenos notoriamente pobres del Lister fallaran por completo, respondió: «continuaría sin ellos, viejo». En los pocos años que estuvo en el deporte, desarrolló una rivalidad feroz, pero afectuosa, con el talento estadounidense Masten Gregory.

Pero el éxito le trajo también problemas. A sus oponentes no les gustaba nada que un piloto con discapacidad les ganara, entonces, después de una doble victoria en Snetterton, Sid Green de Gilby Engineering «sugirió» a los comisionados que pusieran su atención en la mano derecha sin forma de Scott Brown, que debería haberle impedido otorgarle licencia deportiva. De hecho, fue revocada rápidamente. Fue un golpe muy duro para Archie y para Lister.Archie encontró un poderoso aliado en el presidente de British Racing Drivers Club, el ex piloto Earl Howe, que había notado las increíbles habilidades de manejo de Scott Brown y se había interesado en la carrera del joven piloto. Una vez informado de la discapacidad de Archie y la consiguiente revocación de la licencia, Howe apoyó la apelación al English Royal Automobil Club. Los esfuerzos «políticos» fueron muy útiles ya que solo dos meses después Scott Brown recuperó su licencia deportiva nacional y pudo correr nuevamente.

Entre 1955 y 1958 participó en trece carreras de F1 no válidas para el Mundial, con algunos resultados importantes, como en el Trofeo Internacional de 1956, en Silverstone, cuando llegó en la segunda posición, sólo detrás del Vanwall de Stirling Moss. El mismo año, participó en su única carrera válida para el campeonato de F1, en el GP de Inglaterra, también en Silverstone. Entre 28 competidores, conquistó la décima posición de la parrilla, siendo el mejor de los tres Connaught inscritos. En la carrera, abandonó por un problema en la transmisión en la vuelta 16 cuando ocupaba el séptimo lugar, pero sus habilidades quedaron muy claras para todos los observadores. Dijo Stirling Moss: «He visto muchos conductores con dos brazos que no podrían hacerlo con tanta habilidad como Archie con uno».También intentó clasificar para el GP de Italia en Monza dos meses después, pero fue excluido debido a la falta de la licencia internacional requerida, su discapacidad impidió la concesión de la misma, esta vez no pudo ser ayudado ni siquiera por sus admiradores más influyentes.

En 1957 el equipo BRM le ofreció la oportunidad de competir nuevamente en el GP de Gran Bretaña, pero problemas en los frenos durante las pruebas lo llevaron a desistir de participar.

Archie continúa con éxito su carrera en autos deportivos con Lister, ganando el prestigioso trofeo British Empire Trophy de 1957, pero aún carece de lo esencial, la licencia internacional para poder competir en el extranjero.Tendría derecho a una sola exención para competir por el trofeo Wilgram en Nueva Zelanda en 1958. Sobre Archie en esa carrera contaba Lister sonriendo: «no era muy bueno para analizar lo que estaba haciendo el auto. En ese GP lideraba y luego entró en boxes y le dijo al mecánico: creo que hay algo mal con las presiones de los neumáticos. ¡De hecho, algo se había roto y las ruedas se inclinaban a 45 grados!».

El 18 de mayo de 1958, durante una carrera en la pista belga de Spa-Francorchamps mojada por la lluvia, Archie Scott-Brown al salir de la curva de Blanchimont y antes de La Source, golpeó una señal de tráfico con la parte delantera derecha del Lister Knobbly que actuó como un pivote que desencadenó una desafortunada carambola fuera de la pista. El automóvil se incendió al instante y quedó atrapado en las llamas, llevado al hospital cercano de Heusy, murió al día siguiente. Tenía 31 años de edad cumplidos la semana anterior.En su corta carrera, logró un total de 71 victorias, de las cuales 15 fueron en competiciones internacionales.

Archie Scott Brown, héroe más allá de la discapacidad.

Por Dardo Fernández Torremare #EstoEsHistoria#DardoFernández#ScottBrown

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!
Secured By miniOrange