Carlos Sainz de Ferrari, logró su primera victoria en Silverstone

Carlos Sainz ganó un emocionante Gran Premio de Gran Bretaña por delante de Sergio Pérez en una carrera que fue interrumpida por un terrible accidente en la primera curva, manifestantes y un coche de seguridad que puso las cosas de cabeza al final de la competencia.

«No sé qué decir», dijo Sainz. «Es impresionante. Es una victoria muy especial y un fin de semana muy especial. Luché un poco con el equilibrio en el neumático medio al principio, pero seguí creyendo en él. Y con el coche de seguridad al final regresamos. Sabía esta era mi oportunidad».

El Gran Premio de Gran Bretaña 2022 de Fórmula 1 comenzó con un accidente múltiple en la parte trasera que se va a recordar por años…

Se desarrolló a unos metros después de la salida, George Russell se cruzó en el camino del AlphaTauri de Pierre Gasly, lo que provocó que el Alfa Romeo de Guanyu Zhou saliera volando boca abajo, primero sobre el asfalto, siguió casi sin tocar la leca, superando las barreras Tech-Pro y parando contra el alambrado que separa a el público de la pista.

Zhou quedó atrapado entre el alambrado y las vallas de contención pero ‘de una pieza’.. tanto que nos quejamos de Halo (admito que fui uno de los que más protestó) y la hoy ‘querida ojota’ volvió a salvar otra vida.

Como consecuencia del choque, Dirección de Carrera decidió sacar la bandera roja hasta conocer el estado de salud del piloto chino, aunque en medio de los momentos de tensión, tanto su equipo como la propia categoría confirmaron que se encontraba bien en el centro médico,

'NOTA MENTAL'.
Entendiendo el silencio visual que se hace en momentos cómo éste, pero desde que se produjo el accidente hasta que se dieron a conocer las imágenes del mismo, pasaron 40 minutos, eternos 40 minutos que produjo en los que no estábamos en el circuito y mirando por la tele, una angustia indescriptible. En vez de hacer ese velo comunicativo, podrían tranquilizar a la gente con actualizaciones sobre el estado de salud de los pilotos. No Morbo, no imágenes, no nada... sólo unos pocos datos para no quedar con los compañeros en la garganta durante tanto tiempo.   

En el incidente, el propio Zhou, Russell y Alex Albon (también golpeado y en el hospital) con el Williams se quedaron fuera sin posibilidad de regresar, como sí hicieron Yuki Tsunoda, que perdió el alerón delantero, y Esteban Ocon, a quien sus mecánicos de Alpine pudieron arreglarle el brazo delantero de la dirección derecha durante la bandera roja.

La carrera vuelve a re-lanzarse con partida detenida para recorrer el resto de los 50 giros, dónde Carlos Sainz retuvo la primera plaza, pero el revuelo vino por detrás, ya que los Red Bull se pusieron en paralelo con Charles Leclerc.

Impresionante y espectacular batalla por las posiciones del podio, Checo ya con el alerón delantero tocado al rozarse con Leclerc

Perez fue perdiendo ritmo por el toque, Lando Norris y Lewis Hamilton aprovecharon para acercarse, y lo pasaron cuando entró en boxes para reparar su monoplaza. La lucha de los británicos continuó en los siguientes giros, y el Mercedes se colocó por delante del de McLaren, abriendo varios segundos en poco tiempo.

La presión de Verstappen sobre el madrileño de Ferrari surtió efecto en las enlazadas de Maggots y Becketts, puesto que Sainz se salió del trazado, dejando vía libre al de Red Bull para escaparse y soltar de la zona de DRS a ambos Ferrari, aunque pudo haber un coche de seguridad que agrupara de nuevo al grupo.

Los AlphaTauri de Tsunoda y Gasly se tocaron entre sí, pero no sucedió nada que impidiera a los monoplazas seguir en pista, salvo una sanción de cinco segundos para el japonés, y eso es lo que hizo Ocon, que con los blandos recuperara posiciones hasta ponerse en la séptima plaza.

En la vuelta 12, Max Verstappen sufrió un pinchazo, según indicó por la radio, y eso le obligó a parar en boxes, dejando de nuevo a las Ferrari en cabeza. Sin embargo, cuando regresó a la pista, el neerlandés comunicó por la radio que «su coche estaba 100% roto»

Tras la parada, el campeón del mundo, cayó hasta el sexto lugar, pero la atención se centraba en las quejas de Leclerc a su equipo para que le dejaran pasar porque tenía algo más de ritmo de Sainz, y veía cómo Lewis Hamilton se acercaba a ellos, a solo tres segundos con su Mercedes

Ante las indicaciones del ingeniero de Sainz para que aumentara su velocidad, el británico recortaba a ritmo de vuelta rápida, y eso provocó el primer movimiento de Ferrari en el pitlane. El madrileño entró para montar un juego nuevo de neumáticos duros, dejando en solitario a Leclerc, al que le pedían empujar cuando el inglés de Mercedes se ponía a menos de un segundo y medio.

Poco después, en la vuelta 24, Max Verstappen volvió a parar para poner las gomas duras e ir hasta el final, aunque reconocía que no tenía agarre. Leclerc copió la estrategia del de Red Bull, pero sale detrás de Sainz y ahora era Hamilton el líder de la carrera.

En Mercedes soñaban con ganar la carrera tras un comienzo de campeonato complicado, y el ritmo del británico era suficiente cómo para hacerlo, pero aún debía realizar su parada en boxes.

En ese momento, Ferrari dio permiso a sus pilotos libertad absoluta para pelear, con el riesgo que eso conllevaba mientras que Hamilton se escapaba en la cabeza. A partir de la vuelta 30, los monoplazas de Maranello se trenzaron en una batalla , en pista y por radio, Leclerc tenía mejor ritmo y al final Sainz dejó pasar al Monegasco para comprobar si tenía más velocidad.

Vuelta 34, Mercedes llamó a Hamilton para cumplir con su parada obligatoria, y aunque existía la posibilidad de poner una goma más blanda, montó un juego de duros para tratar de recortar lo que perdió en la mala parada del equipo, donde se dejaron más de dos segundos respecto a los Ferrari. El que sale bien parado fue Sergio Pérez, que con la detención de Fernando Alonso se colocó cuarto tras una espectacular remontada desde el fondo de la parrilla por su toque en la segunda salida.

Las dos Ferrari peleaban por la victoria sobre el final, pero el ritmo de Leclerc era mucho más rápido que el de Sainz, puesto que el monegasco se escapó a más de tres segundos, Hamilton empezaba a cazar a Sainz.

Hamilton recortaba con vueltas rápidas y el español ya estaba a tiro de DRS, mientras que Max Verstappen perdía su particular batalla con Esteban Ocon pero el francés un giro después se quedó parado en mitad del circuito, lo que provocó que saliera un coche de seguridad. Sainz y Hamilton, entraron por neumáticos blandos, lo mismo que Pérez.

Con nueve giros para el final la competencia reinició y Leclerc debía mantener el ataque de sus rivales portando el compuesto duro de 18 vueltas por el inentendible movimiento estratégico de Ferrari que lo deja en pista a merced de sus rivales con compuesto blando y nuevo. Pérez adelantó de inmediato a Hamilton por el tercer escalón mientras Sainz superó Leclerc. 

Sainz ganó cuatro segundos de ventaja gracias a la intensa lucha entre Sergio Pérez, Charles Leclerc y Lewis Hamilton quienes peleaban por el segundo puesto a cinco vueltas del final. El mexicano se impuso sobre ambos pero lejos de la Ferrari del madrileño dejando a Leclerc y Hamilton en tercero y cuarto. 

Tanto el monegasco como el inglés se enfrascaron en una nueva lucha por la última posición del podio perdiendo dos segundos contra Checo. El de Red Bull Racing se enfocaba en la disminución del tiempo contra Sainz aunque con tres segundos que fueron eternos para remontar. 

Sainz logró su primera victoria en la Fórmula 1 después de 52 vueltas, mientras Pérez resultó segundo recortando la diferencia en el campeonato ante Max Verstappen. El neerlandés finalizó séptimo después de los múltiples problemas. Lewis Hamilton robó el último puesto del podio a Leclerc.

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!