Adrian Newey, descontento con la nueva normativa

El director técnico de Red Bull no está del todo satisfecho con las normas aplicadas en el nuevo reglamento técnico de la máxima categoría: «Coches pesados ​​y aerodinámica ineficiente»

A nada de comenzar el Mundial de 2022, que será recordado como el ‘año 0’ de la nueva era técnico-aerodinámica de la Fórmula , o por el paso en falso (otra vez) de la FIA. La valoración, en este sector, de uno de los más grandes diseñadores en la historia de este deporte: Adrián Newey es por lo menos… crítica.

Newey, actual Director Técnico de Red Bull, cuenta con una dilatada carrera en la categoría iniciada a finales de los 80, momento desde el que pudo presenciar las múltiples revoluciones de la máxima categoría.

Ahora, a la espera de poder enfrentarse oficialmente al resto, ha comentado mientras tanto algunas de las principales características incluidas en el reglamento de 2022, «Creo que el principio de poder fomentar los adelantamientos reduciendo al mismo tiempo la sensibilidad del auto ‘perseguido’ es bueno – dijo – Creo que en realidad ayudará a adelantar, aunque no será un cambio significativo. En este sentido, digamos que podría haberse realizado mejor de otras formas. En cualquier caso, se trata de la mayor intervención aerodinámica que hemos tenido desde que se prohibieron los monoplazas ‘venturi’ en 1982. Sin embargo, si se quiere hacer un cambio normativo de este tipo, inevitablemente dará lugar a otro tipo de cambios que se extenderá en la grilla durante las primeras temporadas”.

Además, Newey también comentó sobre el reciente acuerdo establecido por los equipos para aumentar el peso mínimo de 795 kg a 798 : “Para muchos equipos es un gran desafío llevar los autos al límite de peso -admitió- dependiendo del circuito, se habla de una pérdida de 3 décimas de segundo por cada 10 kg. La realidad es que ahora tenemos monoplazas que pesan más de 900 kg, son muy pesados para los estándares de los autos deportivos. En unos años hemos pasado de 600 kg, pero con 30 o 40 de ellos solo de lastre, a 800 kg, y todos estamos trabajando duro para llegar a los 795 kg impuestos. De esta manera, los autos se volvieron más grandes y pesados, poco eficientes aerodinámicamente y con mucha resistencia. creo que es una pena que la F1 haya ido en esta dirección, porque todavía hay oportunidad de ir en la dirección contraria, que es la misma que afronta el sector de la automoción en general. Creo que los autos de F1 , concluyó, deberían ser, por lo tanto, más livianos y eficientes desde el punto de vista aerodinámico. Además, nadie parece estar hablando de la cantidad de energía que se utiliza para mover el vehículo. Entonces, de manera bastante ridícula, los fabricantes obtienen una dispensa si hacen que su automóvil sea más grande y más pesado en términos de emisiones de CO2. Quiero decir, ¿dónde está la lógica en este sentido?”.

error: SEGUÍ PARTICIPANDO!
Secured By miniOrange